Tips de Belleza

Las mejores mascarillas caseras para tu piel.

 

Nuestro rostro es nuestra carta de presentación, y el secreto para lucir frescas y hermosas es nutrir, proteger y balancear la piel para que luzca radiante, juvenil y sana. Esto se consigue con las mascarillas caseras para el rostro, que te darán la oportunidad de renovar tu piel.


No es necesario invertir una pequeña fortuna para hacer que el cutis sea sano,swiss replica watches pues puedes aprovechar las mascarillas diversas que existen. Los mejores ingredientes están guardados en tu alacena y nosotros te podremos ayudar a encontrar los insumos necesarios, de la más fresca y alta calidad, para que puedas descubrir sus beneficios en estas recetas para mascarillas caseras.


Conoce tu piel para saber qué mascarilla casera es la ideal


Primero lava tu cara con un jabón suave. Elimina cualquier resto de maquillaje. Seca con suavidad, utilizando un paño suave y espera una hora. Luego de esto, párate frente a un espejo con buena iluminación. Toma un pañuelo de papel y presiona suavemente sobre tu cutis. Si sientes la piel suave, sin molestias, y al pasar el pañuelo de papel se ve limpio y seco; es probable que tengas piel normal.


Si sientes la piel tirante, observas zonas enrojecidas y el pañuelo de papel está limpio, tienes piel seca. Pero si por lo contrario, el papel se ve aceitoso al pasarlo por tu cara y tienes propensión al acné, tienes piel grasa. En caso de que sientas el rostro seco o normal en algunas secciones, pero al pasar el pañuelo de papel por la nariz, barbilla y frente se llena de grasa, tienes la piel mixta. 


La buena noticia es que la mayoría de las mascarillas caseras, a diferencia de muchos productos químicos, suelen ser suaves y delicadas con tu cutis.
 

Mascarillas más usadas para la piel seca

 

  • Mascarilla de bananas, glicerina y miel: Toma un banano bien maduro y machácalo con ayuda de un tenedor. Incorpora lentamente dos cucharaditas de miel de abejas natural y dos cucharadas de glicerina líquida (puedes conseguirla en farmacias y tiendas de repostería). Coloca sobre el rostro, déjala actuar durante 20 minutos y lava con agua fría.
  • Mascarilla de aguacate y aceite de almendras: Utiliza medio aguacate maduro, tritúralo con un tenedor y agrega dos cucharaditas de aceite de almendras. Puedes sustituir el aceite de almendras por aceite mineral (aceite de bebé), pues es un excelente hidratante no oclusivo. Aplícala por todo el “rostro” y déjala durante 20 minutos. Retira con agua tibia.

Mascarillas para todo tipo de piel

 

  • Mascarilla de papaya: Corta una rebanada de papaya, remueve las semillas y la pulpa. Frota delicadamente la piel de la papaya sobre tu rostro, enfocándote en las líneas alrededor de los ojos y la boca. Deja secar durante 20 minutos y enjuaga con agua fría. Las enzimas de esta fruta ayuda a reparar el daño hecho por el sol, hidrata las líneas de expresión disminuyéndolas y hará que tu cutis luzca radiante.
  • Mascarilla de Aloe vera: Mezcla media cucharadita de leche de almendras con una cucharadita de azúcar morena hasta que el azúcar se disuelva un poco. Agrega cuatro cucharadas (aproximadamente) de jugo o gel de aloe vera, de ser posible recién cortada de la planta. Esparce sobre tu cara, déjala actuar durante 15 a 20 minutos y retírala con agua fría y una toalla suave. Las propiedades antisépticas, antinflamatorias y humectantes del aloe proporcionaran brillo y suavidad a tu piel.

Mascarillas para piel grasa

 

  • Mascarilla de yogurt y vinagre de sidra de manzana: Combina dos cucharadas de yogurt natural, sin azúcar ni frutas, con un cuarto de cucharadita de vinagre de sidra de manzana (no se puede cambiar por vinagre blanco o de vino). Aplica sobre la cara y deja actuar por 20 o 30 minutos. Lava con agua tibia y termina con un enjuague de agua fría.
  • Mascarilla de sandía: Toma una rebanada de sandía, retira la pulpa y semillas. Sólo debe quedarte la parte blanca adherida a la piel. Presiona la piel sobre la piel de tu rostro y déjala secar durante 20 minutos. Retira con agua fría. La sandía funciona como un tónico natural.